Contacto directo

+49 268 18 07-01

Comunicados de prensa

La Ölmühle Obe­r­s­ch­wa­ben, la almazara de Obe­r­s­ch­wa­ben, aprovecha las ventajas de un IB de nueva creación

Para el transporte y el almacenamiento de aceites de particular exquisitez, llega un IBC (Intermediate Bulk Container) relativamente más pequeño, con 300 l de capacidad. La serie IBC COMPACTline, desarrollada por WERIT, es la mejor alternativa en comparación a los barriles de acero y los bidones empleados anteriormente, por varios motivos.

Alternativa a barriles y bidones

La almazara de Oberschwaben produce diferentes tipos de aceites comestibles para suministrarlos a la industria transformadora. Para los embalajes de transporte de los productos orgánicos, esta productora empleaba un abanico de recipientes comunes en el mercado, de bidones a camiones cisterna. Sin embargo, seguía existiendo una necesidad de optimización en el caso del embalaje de determinadas especialidades de aceite. Estos productos requieren que la almazara los almacene con rapidez en cantidades más pequeñas en barriles y bidones, lo que incrementaba el tiempo de procesamiento y los costes. Además, por motivos ecológicos, los embalajes desechables no eran una buena solución para una empresa preocupada por la sostenibilidad.

Apilado para ahorrar espacio

La empresa Ölmühle Oberschwaben encontró la solución en un producto nuevo de WERIT Kunststoffwerke: La línea COMPACTline de IBC, con autorización ONU y FDA, cubre un nicho de mercado con su capacidad de solo 300 l. Gracias a sus compactas medidas de 800 mm x 600 mm x 996 mm, el embalaje ahorra mucho sitio tanto en el almacén como en el camión. Su construcción sólida y su gran resistencia facilitan el encajado. Gracias a un palet apilable integrado, el IBC se puede transportar mediante apiladoras y carretillas elevadoras. Berthold Dreher, director y propietario, considera que la posibilidad de apilado es una gran ventaja: «Antes teníamos que cargar los bidones y los barriles en los palets. Estas unidades de carga no se podían apilar y requerían mucho espacio.» Además, hoy en día ya no es necesario el esfuerzo de cubrir los palets con láminas, porque con el IBC no es preciso asegurar la carga a mayores. La nueva solución de embalaje reduce los costes de almacenamiento y procesamiento en toda la cadena de suministro.

Vaciado cómodo y dosificado

Los nuevos IBC COMPACTline también tienen ventajas en el llenado y el vaciado. Se pueden verter los aceites muy cómodamente a través del orificio de 150 mm de la tapa. Para retirarlos, cuenta con una robusta válvula de bola deslizante de apertura y cierre. «La válvula y el indicador de nivel del contenedor interior transparente permiten una dosificación magnífica» afirma Berthold Dreher. La forma específica del IBC permite un vaciado casi completo. En comparación, el vaciado de los bidones pesados que sueltan el líquido a borbotones era una tarea desagradecida con riesgos para la seguridad. Los barriles no tienen ninguna salida inferior y, por eso, para vaciarlos hay que inclinarlos, por lo que había que adquirir soportes para el vaciado aparte.

El sistema cerrado: un tique para todos los IBC

A la hora de decidirse por una nueva solución de embalaje, se le otorgó mucho peso a la cuestión medioambiental. Los barriles de acero y los bidones que se empleaban antes se iban a la basura después de un solo uso. Ölmühle Oberschwaben quería poner fin a este malgasto de recursos. La IBC COMPACTline es un sistema de contenedores reutilizables. «Lo que más nos convenció fue el loop cerrado de WERIT, que es muy sostenible, económico y cómodo», explica Berthold Dreher. Independientemente del fabricante y el diseño, un reembalador regional recoge de forma gratuita los IBC usados. Tras la limpieza y el reembotellado, los mismos embalajes se devuelven (loop cerrado), o WERIT suministra nuevos IBC a precios reducidos (loop abierto).

Ampliación de la colaboración

Además, ahora Ölmühle Oberschwaben también puede envasar sus aceites de especialidad en embalajes y tamaños de uso común en la industria. Berthold Dreher resume: «Gracias a los IBC de COMPACTline, los procesos de logística se han hecho más eficientes y cuidamos el medio ambiente.» Dadas las experiencias positivas, este fabricante de productos alimenticios planea continuar ampliando la colaboración con WERIT en el futuro.

La empresa Ölmühle Oberschwaben GmbH, con sede en Wangen, Allgäu (Alemania) produce aceites comestibles de alta calidad desde 2015. La empresa, que cuenta con diversos certificados (entre otros, EU-Bio, Demeter, Bioland, Naturland, Biokreis y Bio Suisse Organic), produce en sus prensas de última tecnología aceite linoleico de girasol, alto oleico, aceite de colza, de sésamo y de otras semillas, todas ellas provenientes de plantaciones biológicas controladas. Los aceites se producen en diferentes niveles de calidad, como aceite nativo, aceite prensado en frío, aceite desodorizado o aceite refinado (RDBW), y los turtós generados durante la fabricación se comercializan como pienso ecológico. (www.oelmo.de)

La empresa WERIT Kunststoffwerke W. Schneider GmbH & Co. KG, con sede en Altenkirchen (Alemania), se distingue desde 1949 por sus productos innovadores, sobre todo en plástico. La empresa da empleo a más de 600 trabajadores de toda Europa, en seis centros de fabricación y cuatro centros de distribución. Los sectores de negocio se dividen en embalajes industriales, tecnologías del hogar y productos especiales.